domingo, 23 de junio de 2013

Elenita

Entramos en el verano, celebrando el sol y el olor a tierra seca y amarilla. Es un olor particular y que aturde los sentidos aumentando sus características y provocando una sonrisa. Comparto un hermoso cuento que transcurre en México: Elenita, de Campbell Geeslin y Ana Juan Elenita quería ser sopladora de vidrio, igual que su papá, os dejo un enlace sobre el cuento. Editorial KokinosComentario SOL.



No hay comentarios: