miércoles, 26 de diciembre de 2012



a vivir los cuentos...
El cuento preferido es el cuento fantástico, el tradicional, llamado también
«el cuento de hadas». Suele ser el primer contacto de la infancia con la
literatura, sin embargo, este primer contacto no es tan inocente como
pudiera parecer. Las investigaciones
1 nos muestran el marcado carácter sexista
de sus contenidos y de los valores que transmite.
Es fácil de observar a simple vista. El cuento de hadas está estereotipado en
los atributos de personajes femeninos y masculinos, las acciones, los rasgos
emocionales que se les atribuyen…, y así por ejemplo
:
  • Ellas siempre esperan, cosen, limpian, lloran…
  • Ellos siempre luchan, salvan, rescatan, viajan…
  • El poder del personaje femenino mágico (el hada) radica precisamente en su
  • magia otorgada por algo o alguien.
  • El poder del personaje masculino mágico (el mago) radica en su sabiduría.
  • La maldad del personaje femenino radica en los celos y fealdad.
  • La maldad del personaje masculino radica en su poder (lobo) o en la avaricia
  • (ladrón).
  • Finales que representan la forma más perfecta de existencia deseada: casarse
  • con el príncipe o princesa y convertirse en rey o reina.
  • Las niñas y mujeres se describen como bonitas, dulces, delicadas, pobres,
  • ingenuas, intelectualmente torpes, intuitivas, volubles…
  • Los varones en general se describen por su valentía o cobardía, astucia,
  • agresividad, eficacia y por sus trabajos o por sus situaciones de poder.
  • Y así un largo etcétera…
Podemos con unas fichas sencillas analizar el grado de sexismos de los libros que se encuentran en nuestras bibliotecas, la del aula, la de casa, ...y trabajar con ellos en función se los valores que estamos transmitiendo. En este manual tenemos estrategias para su uso.

Vivir los cuentos, Editado por el Instituto Andaluz de la Mujer, 2006

No hay comentarios: